Más de 700 mil personas sobre el malecón para admirar el desfile de Carnaval: Protección Civil

33 carros alegóricos, varios de ellos rescatados de la creatividad del extinto maestro Rigoberto Lewis, majestuosos y bañados en oropel

Lidia Mondragón/Eje de Negocios

El carnaval de Mazatlán 2019, equinoccio, el Renacer de los Sentidos se traduce en números. Eventos de coronaciones llenos, el combate naval realizado la noche del sábado en el paseo Olas altas estiman una asistencia de 100 mil personas y en el primer desfile del domingo sobre el malecón la concurrencia se aproximó a las 750 mil personas, según datos de Protección Civil dados a conocer a través de Comunicación Social del Instituto de Cultura de Mazatlán.

Se han superado las expectativas en asistencia y seguramente se reflejara en la reanimación económica que dejará la máxima fiesta mazatleca. La Secretaria de Turismo maneja una derrama económica de los 724 millones de pesos que podría ser mayor. Y es que es muy notoria la asistencia de turismo en proporción mayor a otros carnavales. La ocupación hotelera está al cien por ciento y los diferentes eventos todos se han visto llenos y en muchos casos con sobredemanda y cientos de personas que se han quedado sin posibilidad de acceso como lo fue el combate naval.

El estadio Teodoro Mariscal ha rebasado su capacidad de alojamiento. En la víspera del inicio de las fiestas carnestolendas, se vio abarrotado por miles de personas que asistieron al Aniversario 80 de la Banda de El Recodo. Su capacidad instalada es para 16 mil personas. Fue necesario dar cabida a un par de miles más que presenciaron el evento de pie porque ya no había espacio.

En la coronación de la reina de los Juegos Florales, Yamilé I el público acudió desde varias horas antes para asegurar su ingreso al evento. Igualmente el estadio se vió repleto. La muchedumbre disfruto de la música cumbiera y coreo al unisono los temas clásicos de la agrupación.

La coronación de la reina Karla II, no quedo atrás. Con la presentación de Emmanuel y Mijares también el evento se extendió por más de 3 horas con un estadio lleno. Y de ahí la fiesta se extendió a la zona carnavalera de Olas Altas donde se tuvo que limitar el acceso para evitar tumultos y aglomeraciones que pusieran en riesgo a los asistentes. Luces y pirotecnia que vistieron la bahía del viejo puerto en una sinfonía de luces y sonido que tuvo su doble efecto al reflejarse en el mar.

El domingo de carnaval también se representa en números. 33 carrozas en el desfile, cientos de jóvenes entusiastas que bailaron a lo largo del paseo costero en alegres comparsas que contagiaron de algarabía a los asistentes para sacarlos a bailar al ritmo de los sonidos de moda. Cerca de 500 mil asistentes presenciaron el desfile de carruajes monumentales en el arte del papel mache y el oropel. Se sumaron los carros luminosos que vistieron de color y resplandor los temas del Equinoccio, el Renacer de los Sentidos.

El carnaval se traduce en números y parte de ello es también el incremento de servicios que se deben dar para que la fiesta siga. El transporte público y de alquiler está en su agosto. Todas las modalidades de alquiler tiene el suficiente trabajo que ni siquiera han tenido tiempo para pelearse el pasaje y presionar con bloqueos; además de que las autoridades les advirtieron de la detención de personas que se atrevan a violentar los servicios.

Las fiestas carnestolendas también son basura y son cientos de toneladas que a diario se recolectan. Sólo en la zona carnavalera de Olas Altas el primer día se levantaron 65.3 toneladas. El domingo de carnaval sobre el malecón la limpieza ha sido extenuante; y es que la imagen del puerto no puede quedar con un malecón sucio y lleno de desechos pues además de la mala imagen se corre el riesgo de que el viento la vuele a la playa y se sume a la contaminación marítima que tanto daño hace a los océanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *